Y como iba comentando en mi ultimo articulo, este nuevo se trata de otro viaje de esos con los que toda mujer sueña tener y lo mejor a lado de la persona que más aman y así fue, París se hizo realidad.  Esta nueva aventura fue particular, pues decidimos irnos por tierra y fueron las 14 horas más disfrutadas, pues con mi familia parábamos en todas partes y conocíamos un poco mientras nos dirigíamos a nuestra ultima parada, a la ciudad luz.

Un lugar de esos donde desde que entras hasta que sales se respira romanticismo, sus calles, su idioma nos hace soñar con el romeo de aquellas épocas… Te dan ganas de enamorarte si no lo estas. Y si tienes a la persona que amas a tu lado, a pesar de los obstáculos que ambos enfrentan a diario se siente el amor en su más plena expresión. Antes de que siga por otro lado, les comento que estuvimos tres días pero realmente los vivimos tan intensamente que podría decir que fue una semana.

El primer día no podíamos esperar por comer al estilo francés así que les recomiendo Castel Café un restaurante muy cerca de la Torre Eiffel y en donde me tomé una foto increíble! muy al estilo parisino, tanto me gusto que va de seguro para un recuadro en mi habitación 😉  y después de comer nos fuimos directo y sin pensarlo dos veces a la Torre Eiffel, es totalmente un sueño estar ahí, y como todos queríamos estar en lo más alto, no dudamos en hacer la fila la cual recomiendo ir en tiempos fríos porque el calor seguro te volverá loca y el tiempo de espera aún más. No solo eso, seguro deberás llevar ropa muy cómoda para estos días, además de ligera, tejidos como la seda y el algodón perfectos para estos climas, en calzado si es de caminar mucho unas buenas zapatillas serán perfectas, acuérdate que hoy en día van con todo hasta si quieres verte chic.

O como yo que soñé ponerme este vestido en esta ciudad soñada (por cierto, era cómodo también).

Solo estando allá, justo en la cúspide de la torre y teniendo todo el panorama de París en frente de tus ojos puedes imaginarte la sensación que esto transmite además de estar abrazada del hombre que amas, simplemente no quedan palabras y solo un respiro profundo. Antes de irnos a la cama, paseamos toda la noche por la Avenida de Los Campos Elíseos, un lugar perfecto para hacer compras, ahí podrás encontrar todas las tiendas más reconocidas, además de esquistos restaurantes. Y claro está, pasar por el Arco del Triunfo!

Louis Vuitton

Después de un día extenuante llegamos a casa esperando dormir y que fuera el próximo día. Para este día nos fuimos a tener un poco de diversión, así que Disneyland  Paris no se hizo esperar, como todo Disney entras a un mundo donde te sientes pequeña y quieres disfrutar al máximo todo, y compraS como niña también jejeje sabia que no podía dejar pasar mi compra de mis orejitas de minnie! la idea era guardar un pequeño recuerdo! Y siguiendo con este día solo puedo decirles que no me quedan piernas para mas nada, así que como llego la noche yo ya estaba en camita.

En mi ultimo día en París, disfrute visitar la Catedral de Notre Dame, La pirámide del Museo de Louvre (al cual quería entrar pero ese martes no estuvo en servicio y mis horas en París se estaban agotando)  Luego fuimos a un market a ser nuestras compras para el picnic perfecto al frente de la torre y esperar a que esta se iluminara así que nos situamos para obtener la mejor vista y eso fue en los jardins du Trocadero donde es muy popular tener vista increíble y completa de esta maravilla. Sin duda no me quería ir de ese momento, pero a penas esta encendido disfrutamos un poco y de vuelta a mi España bonita.

La experiencia es una fantasía, siempre querrás volver y conocer un poco más, así que de seguro estaré contándoles nuevas experiencias en este lugar donde el romanticismo esta a flor de piel y es lo que mantiene intacto un lugar como estos, el sueño de muchos.

Espero que disfruten de esta lectura y vayan por supuesto a estos lugares, ya saben que pueden contarme de otros lugares que pueda conocer en mi próxima visita. Los quiero!!

Con mucho amor,

ITMORENA