ESTAMPADO LEOPARDO

Siempre me pregunté sobre esta tendencia tanto o más de lo que imaginarían, a puesto que a todas nos habrá pasado por la mente algo como esto….. ¿Me atrevo o no a comprarla? Si, estamos hablando del estampado leopardo.

 Aquel estampado, clásico de clásicos. Elegante, imponente, femenino y sexy.

Un estampado que cada año sale a la luz tomando nuevos rumbos y fortaleciendo otros. Desde hace varios años soñaba con encontrar esa pieza leopardo que saliera con mi personalidad, no por tendencia sino porque me gustaba lo que ello transmitía para mi. Y es que si hablamos de este, es un estampado demasiado arriesgado, fuerte pero que atrae mucho y esa parte era la que más me gustaba. Solo que me daba miedo porque vi a muchas mujeres que exageraban su valor y terminaban viéndose poco atractivas o aún peor más viejas de lo que eran.

f1e48b8d097144ffac660b0693d4a562

Entonces pude darme cuenta que este estampado tiene su limite, pero cuando sabes usarlo puedes no solo arrasar sino tambien lograr un “jaque mate” total en un look. Así que decidí crear unos consejos que podrían ayudarles ha saber elegir su prenda estrella de estampado leopardo que combine perfectamente contigo.

5 CONSEJOS PARA LOGRAN UN 10 EN UN OUTFIT CON ESTAMPADO LEOPARDO

1. Usalo en pequeñas dosis. 

2. Puedes dar el primer paso agregando un accesorio de este estampado.

3. Trata de utilizar el leopardo con prendas conservadoras si tu estilo es clásico (luciendo más seria) o combinarlo con prendas divertidas y darle juventud.

4. Para las fashonistas puedes jugar con tipos de estampados en un mismo look. Sin pasar de dos.

5. Trata de no tener limites en combinar (estampado leopardo con estilo sporty o work) en un mismo look.

6. Si quieres recrear lo sexy con este estampado debes optar por reducirle al volumen para que no pase a ser vulgar. Algo como si eres muy voluminosa en tu pecho trata de que el escote no sea tan pronunciado.

Con estas imágenes les dejo inspiraciones para que puedan darse cuenta que hay varias maneras de usar el leopardo sin perder la gordura.

Con mucho amor,

ITMORENA